¿Cómo escuchar la voz de Dios?

Una de las cuestiones más mencionadas entre los creyente es sobre la voz de Dios. Desde la antigüedad ha existido este gran tema, y hasta ahora sigue siendo muy hablado por muchos. A pesar de cada situación en este mundo, siempre anhelamos hablar con Dios, que Él nos escuche, nos responda y nos ayude. Mientras más conectados estemos con Él, mejor, pues así crece más y más la relación.

Puede que alguna vez te hayas desesperado por no obtener tus respuestas, o por no entender cuando en la biblia dice: “el que tiene oídos para oír, oiga.” Así como estas, hay muchas situaciones que nos hacen fallar y dudar sobre si realmente existe un Dios que me oye; vemos que los de nuestro alrededor dicen que oyen a Dios, pero nosotros no nos acercamos a nada; hasta llegamos a pensar que no somos importantes para ese ser a quien le creemos. Sin embargo, escuchar la voz de Dios no implica nada de esto, implica mucho más y mucho menos en diferentes aspectos. Si te parece confuso, sigue leyendo, te explicaré cada cosa de manera detallada para tu fácil comprensión.

¿Cuál es la voz de Dios?

Tocaremos este punto como principal, porque es el gran dilema. Realmente ¿cuál es la voz de Dios? En la antigüedad, muchos hombres y profetas tuvieron ese placer de oír literalmente la voz de Dios. Se describe en la biblia que era como un trueno, sin embargo, a cada persona y en distintas situaciones Dios le habla con alguna particularidad.

Muchos creen que Dios no le habla directamente al hombre desde aquellos tiempos, pero otra parte de la población piensa lo contrario y aseguran que Dios les habló.

El caso importante está en lo siguiente: ¿la voz de Dios sólo se manifiesta a través de un tipo de audio? No. Cuando en la biblia dice que el que tenga oído para oír, oiga, no te habla de una acción del sonido exactamente, pues si no todos podríamos oír la voz de Dios. Estos versículos hacen referencia al poder que le damos a la palabra del Padre en nuestras vidas. Todo aquel que esté dispuesto a oír sobre Dios y las cosas que Él manda, está dispuesto también a cumplirlas y ser diligente y prudente.

De esta manera, la voz de Dios no es escuchada por todos de manera literal, sino que cualquier acto en el que Dios se manifieste y te enseñe, te responda o te consuele, ahí está el Padre.

Manifestaciones de la voz de Dios

No puedo decirte que en todos es igual, porque Dios tiene una relación diferente con cada persona, pero por medio de los años hemos visto como este ser tan grande se les ha presentado a muchas personas. Es posible que ya hayas escuchado la voz de Dios pero no sabía que era Él, no sabías qué estaba pasando. Así como estas manifestaciones que presentaré, existen muchas, y puede que en tu vida estén actuando. Sólo recuerda, escuchar a Dios no es algo fijo con todos.

Por medio de la biblia

Por algo la biblia es llamada “la palabra de Dios”. Cuando tenemos alguna necesidad o duda, sabemos que en este libro estará no solo la respuesta, sino que también el consuelo, pues la biblia fue escrita para eso, para guiar al hombre en todos sus caminos.

A veces oramos mucho por una respuesta, pero por más que sea no leemos la biblia, ¿realmente qué estamos haciendo entonces? Dios nos dice que por medio de este libro Él se comunica con nosotros.

la voz de Dios

Por medio de alguien más

Aunque suene un poco loco, Dios usa las personas como herramientas. ¿No te ha pasado que lloras una noche con mucho dolor y angustia por alguna razón, y le preguntas y le preguntas a Dios algo, y al día siguiente alguien te habla exactamente de eso y te da una respuesta completamente sobrenatural?, ¿crees que es casualidad? Recuerda que para Dios no existe la causalidad, todo se realiza con un propósito y todo tiene un destino.

Dios nos habla a través de los demás, no importa si esa otra persona es creyente o no. Tampoco significa que ella tiene que hablarte literalmente, pues sus acciones llegan a ser un testimonio para ti.

Con acciones

Hay veces que pedimos mucho por algo y no recibimos respuestas de Dios, pero sin darnos cuenta, Él está trabajando para una obra grande, la cual pronto conoceremos.

Un ejemplo sería una madre que ora y ora para que llegue el pan de cada día a su casa. Al principio parece que Dios no la escucha, sin embargo, a la mujer le llegan propuestas de trabajo muy favorables. Puede que ella no se dé cuenta, pero esta es la voz de Dios diciéndole “estoy aquí, te escucho y te ayudo”.

Por el habla literal

No se deja atrás el hecho de que Dios sigue hablándole a las personas. No a todos les pasa, pero no es imposible. Cabe resaltar que esto no te hace más creyente que otro.

Dios también puede hablarnos de manera interna. Ese sentir del espíritu santo que nos dice por qué camino ir, esa es la voz de Dios, y todo aquello que venga de Parte de Dios es una manera de escucharlo.

¿Qué debo hacer para escuchar la voz de Dios?

Indistintamente, sin pensar en este punto, nosotros, al comenzar esta nueva vida en Cristo, nos vimos sometidos a sus mandatos, a su voluntad y a su amor. Por medio del tiempo hemos descubierto cuáles son las cosas que a Él le agradan, y nos hemos esforzado para cumplirlas a cabalidad y llegar a ser hombres santos. Así mismo, para que Dios nos hable necesitamos buscar profundamente de él, y tratar de honrarlo cada día. Aquí te dejo algunos ejemplos de lo que debe hacer un cristiano según la biblia:

  • Orar en todo momento. Comunícate con Dios y cuéntale todo sobre ti, pide perdón, pídele lo que anhelas, háblale de sus maravillas.
  • Lee la biblia en todo momento.
  • Sé obediente en todo, no con parcialidad.
  • Busca siempre las cosa de arriba.
  • Aléjate del mundo y todo lo que le incluye.
  • Haz el bien. No solo a tus amigos, sino también a tus enemigos.
  • Pon a Dios siempre en primer lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *