CONTEXTO HISTÓRICO DE LOS EVANGELIOS

 


Descripción:

En los días de Cristo caminando en la tierra durante el inicio de su ministerio, toda su historia en los evangelios se desenvuelve bajo la cultura judía.


Contexto histórico de los evangelios

En los días de Cristo caminando en la tierra durante el inicio de su ministerio, toda su historia se desenvuelve bajo la cultura griega, romana y judía. Pero Jesús era judío  nacido en Belén de Judea y por eso se registran en los evangelios muchas de las costumbres de los judíos.

Ambiente religioso de los evangelios

A pesar de diferentes creencias del momento que no se mezclaban entre sí, predominaba la religión judía, de hecho dice la biblia que cuando Jesús era un niño acudió a la sinagoga a escuchar la lectura de la tora.

Sacerdotes, eruditos e intérpretes de la ley estaban por todos lados, de hecho se convirtieron en las principales piedras de tropiezo del ministerio de Jesús debido a la inflexibilidad de sus pensamientos, en esos tiempos los milagros no eran el factor común, y lo que comenzaba a hacer el hijo de Dios era algo imposible de contemplar para ellos, por eso constantemente le juzgaban.

Pero siendo Jesús mismo judío y haber crecido en una familia judía, así como la mayoría de sus seguidores, este comenzó a enseñar las escrituras a las multitudes, no dentro de las sinagogas como lo hacían los maestros de la lay, pues consideraba que ellos se habían apartado del camino de la espiritualidad y rompiendo cualquier costumbre a través de sus predicaciones comenzó a darle vida a las escrituras por medio de los hechos que le acompañaban.

Pero los mismos judíos se encontraban divididos entre si, tal era el caso de los saduceos, quienes no creían en la resurrección  (Mateo 22.23), pero había también los fariseos, herodianos y maestros de la ley.

La familia de Jesús

Tal como lo profetizo la escritura a través del profeta Miqueas, Jesús nació  en Belén de acuerdo a los evangelios en una ciudad pequeña y humilde de Judea. Su padre José era carpintero y su madre María era una mujer dedicada a la crianza de los hijos y el cuidado del hogar, además tenía 4 hermanos y 3 hermanas.

Creció en Nazaret junto a sus padres y hermanos, esta pequeña tierra que lo vio crecer era de un bajo nivel social y pocos habitantes que vivían de la agricultura y ganadería principalmente.

Inicio del ministerio de Jesús

Jesús inicio el ministerio luego de ser bautizado por Juan el bautista en el rio Jordán en Judea y luego comienza un recorrido por diferentes ciudades de Israel anunciando el evangelio y sanando a muchos en ese momento.

No fue fácil darse a conocer cuando un imperio como el de Roma estaba al mando de la actividad política del momento, debido a sus costumbres nada espirituales y la oposición que representarían en su obra, sin embargo nada de esto escapaba del conocimiento de Dios y así lo preparo todo para que su nombre quedara en alto.

Uno de los primeros lugares a donde se dirige en su peregrinar es a Cafarnaúm cocida por ser una localidad de cultura judía en su mayoría, con una interesante actividad comercial a orillas del rio y la presencia de una de las principales sinagogas de la región que concentraba a los estudiosos de la ley para impartir sus enseñanzas.

Clases sociales en tiempos de Jesús

Las clases sociales de la época estaban divididas en tres grupos, alta, media y pobre, sin embargo Jesús hizo milagros a personas de diferentes clases sociales no diferenciándolas por este aspecto, sino teniendo compasión por su necesidad espiritual visto claramente en los evangelios.

Por igual recibió a importantes políticos romanos, cobradores de impuestos así como a mendigos.

Gran parte de la vida e Jesús así como su ministerio tuvo lugar en Galilea, su primer milagro fue en Cana y de allí se traslado a localidades como Cafarnaúm, Corazimy Betsaida.

Jerusalén en tiempos de Jesús

Jerusalén fue testigo de grandes acontecimiento de la vida de Jesús, uno de ellos fue la visita de Jesús al templo y el revuelo que causo cuando critico duramente la actividad comercial que aquí se llevaba a cabo robándole el propósito principal que era el de la oración.

Esta era una de las ciudades más importantes donde se encontraban los grandes acaudalados del momento bajo el régimen de Herodes. Una de las razones que la hacían una valiosa ciudad era la presencia del templo el cual era la continuidad del primero construido por Salomón.

Jerusalén no tendría más de 100 mil habitantes para ese momento, pero recibía  a otros miles en los tiempos de las fiestas solemnes en donde los creyentes se reunían alrededor del templo para celebrar las fiestas espirituales.

Fue en Jerusalén, específicamente en el calvario donde fue crucificado para resucitar posteriormente al tercer día.

 Javier Tomás para www.frasesdelabiblia.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *