La gracia de Jesucristo: ¿Qué es, todos la tenemos?

En muchas partes de la biblia se ha manifestado lo grande que es el amor de Dios, y seguramente, toda persona que busca de Dios, le ha hallado y ha conocido las diferentes cosas que Él tiene para ofrecer. Mientras más pasa el tiempo, las verdades de este ser creador del mundo, van saliendo a la luz, y cada vez más podemos apreciar que realmente es un Dios perfecto.

Una de las maravillas que Él le otorgó a sus hijos, es la gracia, quien vino para darnos esa libertad que necesitamos para llegar a obtener la vida eterna. Este, al ser un tema tan importante, se ha vuelto bastante controversial, pues hay mucha desinformación, y cuando existe desinformación las creencias se hacen erróneas. Por eso hablaremos sólo de la gracia de Jesucristo; todo sobre el tema, cómo llegó, para qué llegó, etc.

¿Qué es la gracia de Jesucristo?

Vamos a comenzar de la manera más sencilla, veamos la gracia como un regalo hecho por Dios. Este regalo llegó como una sorpresa, ya que realmente no nos lo esperábamos. La pregunta es ¿por qué no era esperado por la humanidad?, y la respuesta es simple, porque no era merecido.

La gracia de Dios es una dádiva que viene de lo alto para perdonar los pecados de los seres humanos, aquellos que realmente lo anhelan y se encuentran arrepentidos. El detalle es que el regalo no se limita con esto, va mucho más allá. No solo cubre nuestros pecados, sino que también nos da esa fuerza divina para que con dominio propio y misericordia de Dios logremos superar cada prueba y no caer en pecado.

Dios viene a ser nuestro sustento, quien nos hace lograr diferentes metas que van conforme a su voluntad, y la gracia es aquella que nos permite ver lo imposible como posible. Un regalo maravillo, ¿no crees?

Este término proviene de la palabra “charis”, la cual significa bendición o bondad. Sin embargo, cuando la palabra gracia se presenta en la biblia, muestra un toque muy potente; y es que el hecho de que Dios nos haya dado la oportunidad de perdonar nuestros pecados aunque realmente no lo merezcamos, es un gesto grande de bondad y de amor.

Llegada de la gracia de Jesucristo

La llegada de la gracia es uno de los hechos más increíbles que pudo haber ocurrido. Sabemos que los padres aman a sus hijos incondicionalmente, y jamás quisieran hacerlos sufrir. Dios, por amor a nosotros, envió a su único hijo a morir, a sufrir y a padecer un largo tiempo en la tierra. Entonces, ¿cuán grande es su amor?

Todas las situaciones que vivió Jesucristo hecho carne, fueron para un propósito, uno grande, el cual es ofrecerse como el último y gran cordero como sacrificio para el perdón de los pecados. Para que entiendas bien este acto, debes conocer un poco de historia, y es que antes, desde la caída de Adán y Eva, para que los pecados de las personas fueran perdonados, se tenían que hacer diferentes rituales y siempre se sacrificaba un cordero; debemos recordar que para esos tiempos existían ciertas leyes que prohibían diversas cosas. Cuando Jesús llega, les enseña a todos los caminos del bien, el camino de Dios; pero sobretodo les da a conocer las cosas que vendrían en un futuro, y entre esas cosas está la gracia.

De esta manera, el último sacrificio de un cordero era representado como Jesús, haciendo reflejar que por muchos años se anunciaba su llegada de esta forma. Ahora bien, ¿por qué se simboliza a Jesús como un cordero?, porque los corderos son los primogénitos, y Jesús era el único hijo de Dios.

Así llegó la gracia, cuando por amor a nosotros, Jesucristo ofreció su cuerpo y perdonó los pecados de todos.

La gracia de Jesucristo

¿Todos tenemos la gracia de Jesucristo?

Llegó la hora de responderte esta interrogante, y es que sé que todos se podrán preguntar esto. La gracia de Jesucristo realmente es un regalo de Dios, pero ¿para todos los seres humanos?, la respuesta es que sí, es un regalo disponible para todos, el caso es que todos quieran tomarlo para sí.

Veamos mejor este punto. Las personas podrán creer en Dios, pero el arrepentimiento es primordial para poder hacer que la gracia se manifieste en nuestras vidas. Tengamos en cuenta que, si no asumimos que somos pecadores, no tendremos la necesidad de pedir perdón, y sin esto ¿para qué vendrá la gracia?

Este regalo podrá tomarlo todo aquel que tenga fe, que crea que Dios es el único, y que Jesucristo es nuestro salvador.

¿Es importante para nuestras vidas la gracia de Jesucristo?

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no depende de vosotros” Efesios 2: 8. La gracia es lo que nos da la salvación. Entonces ya quedará para ti pensar que si es o no es realmente importante.

Dios nos da la vida y nos muestra el bien y el mal, nosotros decidimos qué tomar. Si tomamos el camino del bien y nos arrepentimos por ser pecadores, la gracia actúa y nos hace descansar con la esperanza de que existe una vida eterna que espera por nosotros.

La gracia no implica desobediencia

Muchos dirán: si tengo gracia puedo pecar y arrepentirme, y luego volver a pecar y volver a arrepentirme; pero no, Dios no actúa de esa manera, él es un Dios de orden. La gracia no se trata de eso, se trata de un regalo para aquellos que realmente lo desean, y esos que lo desean tienen por motivación agradarle a Dios y mejorar, tener los frutos del espíritu santo y dejar el mundo del pecado.

Ahora bien, no te diré que existe hombre perfecto, porque el único que lo fue se llama Jesús; pero nuestro objetivo es esforzarnos por agradar con todos los aspectos de nuestra vida a Dios, quien nos ama y realmente quiere lo mejor para nosotros. Es hora de tomar la gracia con aceptación a que cometemos errores y estamos para aprender de ellos y seguir las huellas que dejó Jesucristo el salvador de la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *