¿Por qué Dios creó un Diablo?

En la biblia se puede ver cómo en forma recurrente se hace referencia a un ente maligno adversario de Dios, el cual pretende corromper al hombre y los principios morales que este ha tomado de la enseñanza de las sagradas escrituras y el señor Jesucristo. Una de sus apariciones más icónicas es cuando toma la forma de una serpiente en el jardín del Edén para tentar a los primeros humanos, Adán y Eva, a desobedecer la voluntad de Dios y comer de la fruta prohibida, provocando la expulsión de ambos y condenándolos a pagar por sus pecados, tanto a ellos como a sus descendientes. A partir de todo esto, es razonable que exista la interrogante: ¿Por qué Dios creó un Diablo?

Lucifer – el brillante

Remontándose al origen de este ser, nos encontramos en la biblia con que Dios se dio la tarea de crear a un ser particular para que fuera el jefe de los ángeles. Este espíritu se caracteriza y destaca sobre los demás por poseer gran poder, una inteligencia envidiable y una distinguida belleza. Su nombre es Lucifer, que significa “El que brilla”. En un inicio no tenía ningún ápice de maldad en su cuerpo, pero este ángel poseía también algo potencialmente peligroso, el libre albedrio para tomar sus propias decisiones.

La soberbia de Lucifer

Una decisión muy importante que debía tomar era, como le ocurrió a Adán, asumir como una verdad innegable que Dios es Dios y no hay nada más poderoso o por encima de Él, mientras que su otra opción era ser soberbio y convertirse en un dios para sí mismo. En repetidas ocasiones se evidencia cómo toma la segunda opción y optó por desafiar el poder de Dios para proclamarse a sí mismo como un ser superior a Él.

Todos esos prestigiosos atributos que Dios creó en Lucifer, lo llevaron al orgullo, que a su vez derivó en rebelión. Sin duda, un enemigo muy capaz, con habilidades y características poderosas.

Su misión es ser quien dirige una revuelta en contra de su creador y el de todos, Dios, y tomar un lugar sobre Él. Su plan se basa en tentar a la humanidad a que hagan lo mismo que él, ser orgullosos y soberbios para creerse superiores a Dios y unirse a Lucifer en la rebelión.

Una vez más hago mención a la serpiente y Adán como una muestra de su plan para corromper al humano y que este traicione a Dios.

Por qué Dios creó un Diablo

Satanás – trabajando a través de otros

En los pasajes de Ezequiel e Isaías, se puede ver la historia de Rey de Tiro y el Rey de Babilonia, respectivamente. Pero, al observar con detalle los relatos, se evidencia cómo no se refieren a humanos realmente. Por ejemplo, Isaías hace referencia a un ser castigado que fue tirado en la tierra debido a que intentó construir un trono por encima del de Dios; mientras que Ezequiel, menciona a un ángel guardián que pasó a residir en el Edén y en la montaña de Dios.

En esas historias, al igual que con la serpiente en Génisis, se muestra cómo Satanás (Lucifer) opera a través de otros seres vivos, en su mayoría humanos, pero también animales.

¿Por qué Lucifer se rebeló contra Dios?

Podríamos pensar que Lucifer, por ser un ser tan inteligente, sería capaz de reconocer cuáles con las batallas que puede ganar y cuáles no; esto haciendo un análisis de su oponente, porque si bien Lucifer posee grandes atributos que lo hacen un espíritu muy capaz, nunca será lo suficiente poderoso y digno de ser superior al máximo y único creador de todo lo existente.

Pero todo cobra un poco más de sentido cuando piensas en el contexto de Lucifer y el momento de su creación. Como muchos otros ángeles, él observó gran parte de la creación y se volvió consciente de sí mismo mientras. Es así como probablemente pudo verse a la par de Dios y decidió poner en duda su poder y grandeza, considerando la posibilidad de ser superior a Él.

Todo se trata de fe

Muchas veces, ver no siempre significa creer, Lucifer es una muestra de ello. Él tuvo la dicha de ver y hablar con el Todopoderoso, y aun así decidió no creer y convertirse en su adversario sin sentido.

Aceptar la grandeza de Dios se trata de fe. Para muchas personas, para creer en Dios dicen necesitar verlo por sí mismos, pero como se evidencia con Satanás, aunque pases un día entero con Dios, no creerás y recibirás el regalo de la vida eterna si no decides tener fe verdadera.

La soberbia, el orgullo y la vanidad, son las principales armas del diablo para hacer creer a hombres y mujeres que pueden ser superiores a Dios y llevar una vida separada de Él, sin prestar atención a su voluntad y enseñanzas.

¿Qué está haciendo el diablo hoy?

Para concluir, podemos decir que realmente Dios no creó a un ser maligno que existe solo para corromper a la humanidad, lo que creó fue a un espíritu angelical con características que le otorgan gran poder e inteligencia.

Basándose en el orgullo, Lucifer decidió rebelarse y crear una revuelta en contra de Dios, en la que planea reclutar a la humanidad corrompiendo sus almas para que actúen de la misma forma pecaminosa que él lo hizo.

Este plan no sigue una estrategia tenebrosa y oscura como podría pensar la mayoría, no se trata de maldiciones y seres terroríficos; el diablo es lo suficientemente inteligente como para saber que lo mejor es disfrazarse y presentarse en formas mucho más atractivas y llamativas para atraer a la mayor cantidad de almas inocentes posible y así enredarlos en sus planes malignos contra la voluntad del único Dios Todopoderoso.

La mejor forma de protegerse ante los destellos engañosos de Lucifer, es seguir el evangelio sin titubeos ni dudas; en las sagradas escrituras está muy claro el verdadero camino para no caer en la tentación del mal, y siempre que se haga difícil se puede recurrir a la oración, misma que te conecta con Dios y el señor Jesucristo para que te ayuden a tomar las decisiones correctas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *