GLOTONERÍA - Frases de la Biblia

Latest

lunes, 27 de julio de 2020

GLOTONERÍA


glotoneria



GLOTONERÍA

“COMAMOS y bebamos, porque mañana hemos de morir.” Este era el punto de vista que algunas personas tenían de la vida, según indicó el apóstol Pablo. Pero, ¿vive el hombre para comer, o come para vivir? Las personas acerca de las cuales Pablo habló evidentemente habían concluido que vivían para comer y beber. (1 Corintios 15:32) Sin embargo, estaban equivocadas.

Es cierto que Jehová creó a la humanidad con la facultad de comer. Por esta razón, Dios dio los pasos necesarios para satisfacer la necesidad de alimento del hombre, y le dijo al primer hombre, Adán: “Puedes comer hasta quedar satisfecho.” (Génesls 2:8, 9, 16).
Sí, el hombre podía “comer hasta quedar satisfecho.” Esto sería de provecho para su organismo y le permitiría cumplir con el propósito para el cual había sido creado. Por esto el sabio dijo en cuanto a la humanidad pecaminosa: “Yo mismo encomié el regocijo, porque el hombre no tiene nada mejor bajo el sol [aparte de cumplir con el propósito de Dios] que comer y beber y regocijarse, y que esto lo acompañe en su duro trabajo durante los días de su vida.” (Eclesiastés 8:15).


¿QUÉ ES LA GLOTONERÍA?


La abundancia de alimento que Dios suministró habría de usarse según ese propósito. El alimento no debería desperdiciarse, pues el desperdiciarlo indicaría falta de aprecio por esta provisión. Pero el habitualmente comer en demasía también revelaría falta de gratitud apropiada. Por esto, la glotonería debe evitarse.

“Acción de comer con exceso y con ansia.” La definición de la glotonería, en otro diccionario, es: “Exceso en el comer; complacencia inmoderada del apetito; voracidad.” Se ha descrito a la persona glotona como “alguien que come vorazmente, o en exceso; un tragón; alguien que se harta de cualquier modo.”

El propósito del Proveedor es que todas las personas disfruten de buen alimento. Sin embargo, si, en despliegue de avidez, un individuo tratara de consumir todas las cosas vorazmente, no estaría mostrando consideración ni amor a los demás. Y puesto que “Dios es amor,” tal modo de actuar sería contrario a las cualidades del Creador. (1 Juan 4:8).


¿POR QUÉ DEBE EVITARSE LA GLOTONERÍA?


Dios condena la glotonería, y ésta no armoniza con la cualidad divina del amor. El comer en exceso no puede traerle satisfacción verdadera ni felicidad al glotón.

En una comida, la persona glotona puede imposibilitar el que otros comensales coman hasta quedar satisfechos. Por esta razón, puede que a la larga se desprecie al glotón. Sí, por ceder a antojos egoístas, él en realidad se aísla de los demás. Es posible que los demás lo eviten debido a sus hábitos de persona voraz. Por lo tanto, si uno estima el respeto de otros y el poder disfrutar de asociación con ellos, evita la glotonería.


Puesto que Jehová Dios creó el cuerpo humano de modo que apropiadamente sólo pueda encargarse de cierta cantidad de alimento, es seguro que cualquier exceso nos afecta adversamente.
COMER HASTA QUEDAR SATISFECHO. NO HASTA TERMINARLO TODO.

- Y mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. (Lucas 21:34).
- Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia. (Romanos 13:13).
- El que guarda la Ley es hijo prudente; mas el que es compañero de glotones, avergüenza a su padre. (Proverbios 28:7).
Estos pasajes bíblicos parecen indicarnos que la glotonería es un pecado que consiste en comer y comer desmedidamente, el cual como tal no es aprobado por Dios; porque Dios no aprueba los excesos.
1 Cor 3:16-17: ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?. Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

Así también debemos tener en cuenta la advertencia que hizo Jesús sobre la situación de los antediluvianos y que será una situación social previa a su Segunda Venida: Más como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. “Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:38-39).


Joaquín Perales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario