LOS 10 MANDAMIENTOS - Frases de la Biblia

Latest

martes, 4 de agosto de 2020

LOS 10 MANDAMIENTOS


los 10 mandamientos


¿Cuáles son los diez mandamientos? ¿Qué enseñan?



Moisés escribió los cinco primeros libros de la Biblia, que describen el nacimiento de la nación israelita, hace miles de años. La misión de Moisés era liberar a esta nación para que se convirtiera en una luz para las naciones circundantes. Moisés empezó a dirigir a los israelitas (o judíos) fuera de la esclavitud en Egipto con una misión de rescate conocida como la Pascua – en la cual Dios libero a los israelitas de una manera que indicaba una futura salvación para toda la humanidad. Pero la misión de Moisés no era solamente dirigir a los israelitas fuera de la esclavitud egiptana, era también de guiarlos en un nuevo modo de vivir. Así, 50 días después de la Pascua rescato a los israelitas, y Moisés los condujo a Monte Sinaí (o Monte Horeb), donde recibieron la Ley.

Entonces, ¿qué órdenes recibió Moisés? Aunque la Ley completa era bastante larga, Moisés recibió primero un conjunto de mandatos morales específicos escritos por Dios en tablas de piedra, conocidos como los Diez Mandamientos (o Decálogo). Estos Diez Mandamientos formaron el resumen de la Ley, los requisitos morales, anteriores a los demás, y que ahora son el poder activo de Dios para persuadirnos a arrepentirnos.

Aquí están los Diez Mandamientos escritos por Dios en piedra y luego registrados por Moisés en el libro de la Biblia del Éxodo.
Dios habló y dijo todas estas palabras:
«Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de la tierra de Egipto, donde vivías como esclavo.
1) »No tendrás dioses ajenos delante de mí.
2) »No te harás imagen, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
»No te inclinarás ante ellas, ni las honrarás, porque yo soy el Señor tu Dios, fuerte y celoso. Yo visito en los hijos la maldad de los padres que me aborrecen, hasta la tercera y cuarta generación, pero trato con misericordia infinita a los que me aman y cumplen mis mandamientos.
3) »No tomarás en vano el nombre del Señor tu Dios, porque yo, el Señor, no consideraré inocente al que tome en vano mi nombre.
4) »Te acordarás del día de reposo, y lo santificarás. Durante seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el día séptimo es de reposo en honor del Señor tu Dios. No harás en él ningún trabajo. Ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que viva dentro de tus ciudades. Porque yo, el Señor, hice en seis días los cielos, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, pero reposé en el día séptimo. Por eso yo, el Señor, bendije el día de reposo y lo santifiqué.
5) »Honrarás a tu padre y a tu madre, para que tu vida se alargue en la tierra que yo, el Señor tu Dios, te doy.
6) »No matarás.
7) »No cometerás adulterio.
8) »No robarás.
9) »No presentarás falso testimonio contra tu prójimo.
10) »No codiciarás la casa de tu prójimo, ni a su mujer, ni a su siervo ni a su esclava, ni su buey ni su asno, ni nada que le pertenezca a tu prójimo.» Éxodo 20:1-18
La norma de los Diez Mandamientos

Hoy, nos olvidamos a veces de que estos son comandos. No son sugerencias. Tampoco son recomendaciones. Pero, ¿hasta qué punto debemos obedecer estas órdenes? Lo siguiente viene justo antes de dar los Diez Mandamientos.
El Señor llamó a Moisés desde el monte… Si ahora ustedes prestan oído a mi voz, y cumplen mi pacto, serán mi tesoro especial por encima de todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece. (Éxodo 19:3,5)
Esto fue dado justo después de los Diez Mandamientos
Tomó entonces el libro del pacto y lo leyó ante todo el pueblo, y ellos dijeron: «Acataremos todas las cosas que el Señor ha dicho, y las obedeceremos.» (Éxodo 24:7)

IMPORTANTE LUEGO DE LA PRESENCIA DE JESUS:

En el Nuevo Testamento, los Diez Mandamientos son ratificados por el Hijo de Dios adquiriendo un sentido más profundo. En sus manifestaciones, Jesucristo se muestra como Señor de los mandamientos, y aun de toda la ley (Mateo. 12:8). Lo expresado por Jesús al joven rico deja en claro que la vida eterna sólo puede ser alcanzada cuando la persona, además de dar cumplimiento a los mandamientos, sigue a Cristo (Mateo. 19:16-22; Marcos. 10:17-21).
Jesucristo da lugar a una nueva visión de la ley mosaica (ver 4.8) y por consiguiente también de los Diez Mandamientos. El Apóstol Pablo tradujo el sentido de la ley mosaica conforme a la interpretación del Antiguo Testamento, en la formulación: “Por medio de la ley es el conocimiento del pecado" (Romanos. 3:20).
Ya por la violación de uno solo de estos mandamientos, el hombre se hace culpable de toda la ley (Santiago. 2:10). Por lo tanto, todos violan la ley, todos los hombres son pecadores. La ley hace posible reconocer el pecado. Únicamente el sacrificio de Cristo, el fundamento del nuevo pacto, puede borrar los pecados cometidos.

Los Diez Mandamientos también tienen validez en el nuevo pacto; son obligatorios para todos los hombres. La diferente interpretación de los Diez Mandamientos en el nuevo pacto se debe a que, conforme a las profecías de Jeremías 31:33-34, la ley de Dios no sólo está escrita en tablas de piedra, sino que es dada en la mente y escrita en el corazón. Cumpliendo el mandamiento del amor a Dios y al prójimo se cumple toda la ley (Romanos. 13:8-10).


Joaquín Perales




No hay comentarios:

Publicar un comentario