Una vida llena de integridad - Frases de la Biblia

Latest

miércoles, 29 de enero de 2020

Una vida llena de integridad


como agradar a dios

Si llevamos una vida llena de integridad ante Dios, nos da el beneficio de nunca abandonarnos, ya que cuando andamos en pecado el Espíritu Santo se aparta de nosotros, ¿tal vez nos preguntamos y porque nos abandona? No es que abandona, sino que Él con el pecado no se la lleva.

¿Cómo agradar a Dios?

El salmista nos deja plasmado en el capítulo 5 que:

“Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón” (Salmos 15:1-2)

En este libro el rey David da la descripción de cómo llevar una vida de integridad la cual cada creyente debe cultivar. Dios quiere que busquemos cada día la rectitud

¿Cómo llevar una vida llena de integridad?

Si queremos ir desarrollando un estilo de vida lleno de integridad tenemos que:

·          Que nuestra fe se basa en lo que la biblia nos enseña; las verdades alrededor de lo cual debemos construir toda nuestra vida, es la necesidad que tiene la humanidad de un Salvador, ser incapaces de ser salvos por nosotros mismos, la muerte de Cristo a nuestro favor, el don que nos regala el Padre de la vida eterna y la salvación únicamente por la fe. Tanto la identidad como la prioridad que mantengamos debe ser por la posición de los hijos que son adoptados por Dios.

·         Debemos someternos al señorío de Cristo; Dios nos manda a que nos neguemos nosotros mismos y que lo digamos así lo expresa Marcos 8:34. Cuando tenemos de manera correcta el compromiso con Él, nos ayuda a enfrentar de manera firme las tentaciones y de tener la elección correcta.

·         Mantener relaciones con personas que le den valor a la vida cristiana; cuando andamos con creyentes que están maduros en la vida espiritual, entonces nos fortalece tanto en obediencia como en dedicación a Dios.

·         Reconocer los errores que cometemos; debemos tener en cuenta que todos fallamos en todo momento, pero como creyentes le debemos confesar a Dios todos los pecados por más pequeños que sean, y tratar de evitar hacer las cosas incorrectas. Y también es indispensable pedir perdón a quienes ofendamos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario